Ecuajey: Maelo Vive

    
  

Inseparables

La relación entre Ismael Rivera y Rafael Cortijo comenzó cuando ambos eran adolescentes. Se conocieron mientras estudiaban en la escuela superior Rafael M. Labra en Santurce.

Cortijo estaba en noveno grado y Maelo en séptimo grado cuando comenzaron una amistad que muchos describen como una hermandad.

"Hicieron un clic inmediato... Maelo salía de aquí para la Parada 21 que era donde vivía Cortijo y viceversa. Recuerdo que mami contaba que cuando Maelo conoció a Cortijo, llegó a la casa diciendo: 'Mami, ese chamaco es tremendo percusionista'. Y Cortijo decía que Maelo era tremendo cantante y que soneaba brutal. Desde entonces, los dos empezaron a hablar de que iban a hacer un combo", relató Ivelisse Rivera, hermana de Ismael.

Agregó que Cortijo fue el que le recomendó al maestro Lito Peña que buscara a Ismael Rivera para que formara parte de la agrupación la Orquesta Panamericana en 1954.

En 1955, los jóvenes vieron concretado el sueño de adolescentes cuando Ismael Rivera se unió como cantante a El Combo de Rafael Cortijo. Juntos logran internacionalizar la bomba y la plena, y crearon un nuevo estilo sonoro que sentó pautas en la cultura popular boricua.

Éxitos como El bombón de Elena, El negro bembón, Con la punta del pie, Quítate de la vía Perico, Saoco y Tambores africanos, son sólo algunos de los que lograron juntos.

En 1962, fueron arrestados por posesión de drogas y cumplen cuatro años en prisión. Luego de cumplir su condena, volvieron a juntarse y crearon las producciones, Bienvenido y Con todos los hierros. Pero a finales de los 60, Maelo se mudó a Nueva York y formó su grupo Los Cachimbos.

En 1974, Maelo volvió a juntarse con Cortijo y los integrantes originales del Combo en un concierto musical que tuvo como resultado el disco Juntos otra vez.

Rafael Cortijo falleció el 3 de octubre de 1982, lo que provocó una profunda pena en Ismael Rivera, quien a partir de esa fecha comenzó a perder su voz.

"Recuerdo un momento muy emotivo, cuando Ismael le hablaba al féretro y le decía a Cortijo: 'Qué regalo de cumpleaños me has dado, hermano'. Fue una fecha tan significativa para tanto de nosotros", narró Cheo Feliciano.

Ivelisse Rivera, en tanto, recuerda también que Maelo decía constantemente que "Cortijo se llevó la llave", en referencia a que con su muerte se había llevado su voz.

Ismael Rivera murió cinco años después del fallecimiento de su gran amigo en el mismo barrio santurcino que los unió.