Tite vecino de todos
Su música hermana al país

Rosalina Marrero-Rodríguez
Primera Hora

Eran vecinos en el Viejo San Juan. Muchas veces coincidieron en el quiosco de café en la Plaza de Armas.

Pero hubo algo que a Richard Carrión siempre le llamó la atención. Y era cómo el laureado compositor Tite Curet Alonso (1926-2033), siendo residente del casco capitalino, prefería tener su cuenta en la sucursal del Banco Popular en la parada 15 en Santurce.

Fue allí donde recuerda que vio por última vez al creador de Las caras lindas, tema que menciona como favorito entre la amplia obra musical del autor.

¡Sonó, sonó... Tite Curet! es el título del decimonoveno especial que produce el Banco Popular, cuyo contenido es un exquisito tributo a este noble artista que, a través de sus canciones y poemas, recreó los rostros que conoció y reconoció en su andar por los barrios de esta isla.

"Vas a ver mucha música", adelanta el principal oficial ejecutivo de Popular, Inc., sobre la versión televisiva del proyecto, dirigida por Gabriel Coss e Israel Lugo.

"Vas a tener distintas interpretaciones, desde las más clásicas hasta interpretaciones más modernas, y entrevistas con personas que hablan, que conocieron muy bien la obra de Tite Curet Alonso", detalla el propulsor de esta gesta artística, que estrenará este domingo, a las 8:00 de la noche, en Puerto Rico, y en varias ciudades de Estados Unidos.

Bajo la dirección musical de José Lugo, Ricardo Pons y Omar Silva, el público se deleitará con las interpretaciones de Cheo Feliciano, Andy Montañez, Trina Medina, La 33, Calle 13, Roberto Roena, Jerry Medina, Tego Calderón, La PVC, Yerbabuena, Luis Daniel Colón, Rubén Blades, Michael Stuart y Cultura Profética, entre otros.

"Éste va a ser el número 19 que hacemos y se ha convertido en un evento que la gente espera; se ha convertido en una especie de transmisión a las nuevas generaciones de la música que Puerto Rico ha creado", comenta Richard Carrión.

Los especiales del Banco Popular surgieron de una idea que afloró con la inauguración del edificio Popular Center en Hato Rey en 1965.

"Se hizo un especial histórico en Puerto Rico, que fue el especial de Rafael Hernández", recuerda el ejecutivo, quien retomó la idea en 1993.

Richard Carrión menciona los dedicados a Pedro Flores, Bobby Capó y José Feliciano entre los que han sido preferidos por el público.

El próximo año será de aniversario para esta serie de audiovisuales y ya se plantean tres conceptos: un reconocimiento a las voces femeninas de la música popular; a los trovadores o a los talentos noveles del país.

De todas las ideas, el banquero confiesa su debilidad por los trovadores.

Los fondos recaudados de la venta del cedé y devedé de ¡Sonó, sonó... Tite Curet! serán destinados a la Fundación Banco Popular, dedicada a apoyar programas educativos y de autogestión comunitaria.